Mamis En Forma

Bookmark and Share

Mamis En Forma

Un entrenamiento adecuado durante el embarazo ayuda a la mujer a aliviar las molestias propias de la gestación a la vez que se prepara para el parto y su posterior recuperación.

           

EMBARAZO

            “Disfruta al 100% de la experiencia de la maternidad”

            Numerosos estudios avalan los beneficios que un entrenamiento adaptado aporta al embarazo, por ello en Mamis En Forma, en función del trimestre e historial deportivo de la mujer, se le diseñará un plan específico que irá evolucionando y adaptándose a sus necesidades gestacionales.

            Nuestros entrenamientos para embarazo alivian molestias tan comunes como ciática, lumbalgias, etc. al fortalecer esta musculatura y realizar estiramientos beneficiosos para calmar el dolor. Además el trabajo continuado de fortalecimiento y flexibilización de suelo pélvico o la preparación del canal de parto predisponen a la mujer a tener un mejor alumbramiento y una más pronta recuperación.

            Las clases son de 4 personas como máximo, que nos permite tener un mejor conocimiento de la causística de cada embarazo y una relación mami-entrenadora mucho más personal y de más confianza.

PRINCIPALES BENEFICIOS:

  • Disminución del dolor lumbar, al trabajar específicamente esta musculatura que tanto sufre durante la gestación debido a los cambios físicos constantes.
  • Control del aumento de peso, evitando una vida sedentaria y con una dieta equilibrada conseguiremos que el peso se mantenga dentro de unos margenes saludables.
  • Prevención de la diabetes gestacional y la preeclamsia, al igual que con el control del peso, el ejercicio ayudará a controlar los niveles de azúcar y tensión en la gestante.
  • Mejora de la calidad del sueño, ya que el ejercicio físico ayuda a regular los ciclos de descanso del cuerpo.
  • Incremento de la energía diaria y de la sensación de bienestar, ya que al realizar ejercicio segregamos hormonas que nos ayudan a sentirnos mejor.

¿PARA QUIÉN?

            Previa autorización médica, cualquier mujer embarazada que quiera disfrutar de esta etapa tan emocionante e intensa de la manera más saludable posible, en un círculo de amistad y compañerismo, puede unirse a las clases sin necesidad de haber sido deportista con anterioridad.

 

POSTPARTO 

            “Prepárate físicamente para esta nueva etapa tan emocionante como agotadora”

            Durante el post-parto, el entrenamiento irá encaminado a la vuelta a la “normalidad” del cuerpo de la mujer tras el embarazo y el parto. Una vez pasada la cuarentena y tras el visto bueno del especialista, la reciente madre debe recuperarse físicamente por completo para poder ofrecer al bebé su “mejor versión”.

            Las clases dedicadas al post-parto estarán formadas, como máximo, por 4 personas, lo que permitirá un mejor conocimiento de cada evolución personal y un ambiente más familiar. Además siempre puede venir a entrenar con el bebé. La madre empezará a notar desde el primer día, además de las evidentes mejoras físicas, un mejor estado de ánimo y un incremento de su energía para afrontar la rutina diaria

            Tras una evaluación inicial de la diástasis y el estado de la faja lumboabdominal, se desarrollará un entrenamiento personalizado, en función de si el parto ha sido vaginal o por cesárea, destinado a la recuperación física, haciendo especial hincapié en el trabajo sobre el suelo pélvico y la zona lumboabdominal y escapular.

PRINCIPALES BENEFICIOS:

  • Suelo pélvico: Con ejercicios específicos de Kegel junto con hipopresivos, la mujer recuperará progresivamente su tono de suelo pélvico, evitando problemas aún comunes como la incontinencia urinaria o los prolapsos (caída de los órganos internos).
  • Zona lumboabdominal: Evaluando constantemente la diástasis existente iremos adaptando en exigencia y esfuerzo los ejercicios hasta una recuperación total y su consecuente fortalecimiento.
  • Zona escapular: Porque una madre puede estar con su bebé en brazos más de 16 horas al día, un trabajo específico de fortalecimiento y corrección postural de la zona superior del tronco se hace imprescindible para evitar dolores, como los provocados por el Síndrome Cruzado Superior
  • Forma física: Además de una mejora estética, una buena forma física permitirá a la mujer tener más independencia en su día a día al poder afrontar sus propias rutinas como las del bebé con la fuerza necesarias.
  • Estado anímico: Al practicar deporte el cuerpo segrega hormonas que nos hacen ser “más felices”, lo que nos hará tener más energía y buen talante.

¿PARA QUIÉN?

            Cualquier madre que haya pasado la cuarentena y tenga el visto bueno de su médico puede incorporarse a las clases, independientemente de que haya entrenado o no durante la gestación. Solo necesita muchas ganas de ser una Mami En Forma.